Ejemplos de Voces Gramaticales

Sintaxis Palabras Verbos Voz Gramatical

Definición de Voz Gramatical:

La voz gramatical es la categoría gramatical asociada al verbo que indica la relación semántica existente entre el sujeto, el verbo y el objeto, que permite decidir si el sujeto es un agente o un paciente, es decir, su papel temático dentro de la oración. La voz gramatical es un tipo de diátesis gramatical.

Así por ejemplo en un verbo en voz activa del español usualmente el sujeto es un sujeto agente y el objeto un paciente o tema, sin embargo, con la correspondiente forma pasiva del mismo verbo el sujeto deberá ser interpretado con un sujeto paciente. Es decir, el papel temático depende qué forma morfológica tenga el verbo.

Tipos de voces gramaticales:  

1. Voz activa o directa

La Voz activa o directa es la voz no marcada o más frecuente en las oraciones de una lengua ya sea esta lengua nominativo-acusativa o absolutivo-ergativa. En ella el agente consciente de una acción que realiza, ejecuta o controla la acción del verbo, es decir, es un sujeto agente: Pedro come pan. El verbo come está en voz activa, porque su sujeto, Pedro, realiza la acción del mismo.

2. Voces Inversas

2.1 Voz Pasiva:


La voz pasiva es una construcción o conjugación verbal en algunas lenguas por la cual se presenta al sujeto como pasivo (sujeto paciente), mientras que la acción ejecutada por el verbo es desempeñada por un complemento (complemento agente) y no por el sujeto agente del verbo en voz activa. La voz pasiva convierte a un verbo transitivo en un verbo intransitivo con un sólo argumento principal posible (el agente cuando se expresa se expresa mediante un adjunto marcado con caso oblicuo o preposicional).

Pasiva refleja. Pasiva refleja. Además de la pasiva analítica ser + participio, existe en español otra forma de expresar la voz pasiva: la pasiva con se o pasiva refleja. Esta construcción está mucho más generalizada que la anterior, que apenas se usa en el lenguaje oral. La pasiva refleja solo es posible en 3ª persona; se no tiene aquí función nominal: es una marca o morfema de pasividad. El sujeto gramatical normalmente aparece pospuesto, y debe concordar en número y persona con el verbo:

    Se vende un perro
    Se venden perros
 
2.2  Voz Antipasiva

La voz antipasiva de las lenguas ergativas con flexión se puede focalizar el agente a la posición habitual del paciente, marcándolo con caso absolutivo y marcando el verbo con una marca de antipasivo. Así cuando el paciente de una acción es desconocido o no se quiere mencionar se usa la forma antipasiva del verbo y se coloca al agente en caso absolutivo.

3. Voces Medias

Existe un intermedio que comparte características con la voz activa y la voz pasiva. Esta construcción solo se puede realizar con algunos verbos transitivos y consiste en que para el sujeto de la oración (al igual que en las construcciones perifrásticas y reflejas) existe una oración correspondiente en voz activa cuyo complemento directo es dicho sujeto.

Por ejemplo para una oración en voz activa como la siguiente:

    Rompe el cristal.

existe una oración en voz media:

    El cristal se rompe fácilmente.

El verbo nunca es pasivo en las oraciones medias. La interpretación es distinta respecto a la oración pasiva.

4. Voces Oblícuas

Las voces oblicuas son las que hacen que un adjunto, generalmente marcado con caso oblicuo o preposicional, sea "promovido" a la posición de objeto o sujeto siendo entonces marcado como tal. Entre estas voces están:

    La voz referencial, de las lenguas mayas.
    La voz instrumental, de las lenguas mayas.
    La voz causativa, de las lenguas uto-aztecas.
    La voz aplicativa, de las lenguas uto-aztecas.

Algunos autores consideran que las voces anteriores pueden ser consideradas como derivativos verbales, porque cambian el significado del verbo. El término voz se justifica porque el mismo estado de hechos o proposición lógica con los mismos intervinientes puede expresarse mediante dos voces distintas, en las que el papel sintáctico de cada participante ha cambiado.

Voces referencial e instrumental

Las voces referenciales se usan para promover un participante oblicuo como un dativo, un benefactivo o un poseedor de paciente hacia la posición de objeto del verbo. El participante promovido lleva por tanto marca de objeto, mientras que el participante que era objeto ya no aparece en la frase. En tzotzil el uso de la voz referencial es obligatorio cuando existe un participante que semánticamente sería benefactivo o dativo y no existe otro objeto. En ese caso el verbo añade el sufijo -b'e o -b':

    (Dativo) ch-a-k-al-b'-ot [TEMP-2P.ABS-1P.ERG-decir-2P.ABS] 'te lo diré'
    (Benefactivo) ch-a-j-mil-b'e-ik 'te los mandaré'
    (Malefactivo) ch-i-poj-b'-un 'me lo arrebatará'
    (Poseedor de paciente) n-a-tik-b'-un j-wakax 'encerraste mi ganado'

La voz causativa  


La voz causativa se forma sufijando al verbo un sufijo que hace que el complemento sintáctico obligatorio o objeto directo del verbo en causativo sea el experimentador de la voz directa, y el agente o causante del estado pase a ser el sujeto sintáctico del verbo en voz en causativa. Por ejemplo en náhuatl tenemos las oraciones:

    Čiči-ton ō-mik (perro-DIM PAS-'morir') 'el perrito murió'
    Siwaλ čiči-ton ō-mik-tih (mujer perro-DIM PAS-'morir'-CAUS.PRFCT) 'la mujer hizo que el perrito muriera' (=' la mujer mató al perrito'

En la primera oración '(el) perrito' es un experimentante y no se menciona quién o qué le causó la muerte. La segunda oración describe esencialmente el mismo hecho especificando el agente causante ('(la) mujer') que funciona como sujeto de la nueva oración. En esta última oración el experimentante 'perrito' es el objeto directo. En náhuatl la forma de habitual para el causativo es -tia (-tih, en las formas de perfecto) y para algunos verbos, -ltia (-ltih en perfecto).

La voz aplicativa  


La voz aplicativa "eleva" el complemento indirecto a complemento directo. Es decir, dada una oración en voz directa en la cual un determinado participante es el objeto indirecto; su correspondiente aplicativa tiene el mismo sujeto pero tiene por objeto directo el mismo que antes desempeñaba el papel de indirecto. Es decir, se promueve a complemento sintáctico del verbo lo que antes era un complemento oblicuo. Esta voz existe por ejemplo en las lenguas utoaztecas, pero también existe en mapuche:

    (1a) ngillay epu kofke 'compró dos panes'
    (1b) ngillañmafi epu kofke mi ñuke 'le compró dos panes a tu madre [que los vendía]'
    (1c) ngillalelfi epu kofke mi ñuke 'compró dos panes para tu madre'
    (1d) ngillañmañmaeymew epu kokfe mi ñuke 'le compró dos panes a tu madre [que los vendía]'

En 1a, el agente compra los panes sin intervenir otra persona; en 1b se los compra a una mujer, madre del interlocutor; en 1c los compra para la mujer; en cambio en 1d el aplicativo se repite y ahora el paciente sobre quien recae el beneficio de la compra es el interlocutor, quedando su madre relegada a un segundo plano.

Otro ejemplo más:

    (2a) leli-e-n (mirar-2ªERG-1ªABS) 'me miraste'
    (2b) leli-lel-e-n (mirar-APL-2ªERG-1ªABS) '[lo] miraste para mí'

En (2a) el paciente es la primera persona (marcada en caso absolutivo). Mientras que en (2b), la primera persona marcada (igualmente en caso absolutivo) es el benefactivo de la oración.
Gramático y la Aventura de los Verbos:

El Rey llora desconsolado. El señor de la Oscuridad ha raptado a su hija, la bella princesa. Nuestro protagonista, Gramático, soldado de élite, caballero de honor y fiel servidor de su Rey, jura por su vida rescatarla sana y salva...

Prueba 1: ¿En qué modo verbal está el verbo "comed"?:

OpcionesTu elección
Está en modo indicativo
Está en modo subjuntivo
Está en modo imperativo