Origen de la palabra Calor

Etimología de la palabra Calor:

Calor procede del latín "calor" con el mismo significado