Origen de la palabra Blanco

Etimología de la palabra Blanco:

Blanco procede del germánico "blank" que significa brillo, claridad.